Questo sito può far uso di widget di terze parti che utilizzano i cookies.
Per maggiori informazioni leggi la nostra cookie policy
Non pensare ad un elefante rosa


No pienses en un elefante rosa

Alguna vez te has encontrado con la famosa anécdota de aquellos que, con formas completamente ganadoras, te dicen "No pienses en un elefante rosa", ¡te recomiendo que no pienses en el elefante rosa!

Cual es el resultado?
Generalmente, incluso por una fracción de segundo, la mente visualizaba justo lo que no queríamos pensar, en este caso, ¡nuestro elefante rosa!

Lo interesante es que este proceso cognitivo es completamente natural porque nuestro cerebro no ha sido programado para procesar la negación de forma innata, sino que esta operación mental debe hacerse en un momento posterior y de forma consciente (aunque realmente lleve un tiempo muy breve).

¿Qué tiene que ver todo esto con el diálogo interno?

La relevancia es mayor de lo que se podría pensar, de hecho, todo lo que nos decimos repercute en nuestro estado cognitivo y emocional. En apoyo de esta afirmación, intentemos reemplazar la expresión "No pienso en el elefante rosa" con una condición que crea incomodidad, por ejemplo, "No quiero enojarme" o "No quiero enfadarse".

Exactamente como sucedía con el elefante rosa, el cerebro se sintoniza con el objeto al que se dirige nuestra atención (ira o agitación) y no importa si nuestra intención es evitar esas condiciones.

El sistema límbico y las áreas asociadas a él responsables de procesar las experiencias (p. ej., la corteza prefrontal activada para permitir la construcción de significados) se prepararán para hacer frente a un posible estímulo irritante o ansioso.

Por eso, una estrategia que podemos entrenar para hacer más efectivo el diálogo interno es convertir las afirmaciones negativas en su contraparte positiva.

Para facilitar la transformación podemos preguntarnos "¿cómo prefiero sentirme?" en lugar de proyectar lo que no queremos sentir.

Sustituir algunos términos desempoderadores por sinónimos que favorezcan un flujo de energía mental más proactivo puede ser un buen ejercicio que permita crear nuevos hábitos de uso de diferentes expresiones con las que dirigirnos a nosotros mismos.

Una de las numerosas ventajas de la Gimnasia Mental® de Assomensa, además de entrenar estos métodos de comunicación interna, está representada por la oportunidad de fomentar la discusión en grupo y recibir retroalimentación sobre los patrones habituales que, si bien en ocasiones no son muy efectivos, fomentan a intentarlo de nuevo, a intentarlo de nuevo con diferentes estrategias que, quizás, no se nos hubieran ocurrido por nuestra cuenta.

Dra. Nicoletta Porcu - psicóloga, psicoterapeuta y Brain Trainer Assomensana en Lodi y Piacenza


20/02/2022 10:03:21

PATROCINI & SPONSOR